Los poros abiertos o dilatados es una de las cuestiones que más preocupan a quienes acuden a nuestros centros para someterse a algún tratamiento de medicina estética facial. Afortunadamente, existen numerosas soluciones no invasivas, seguras y efectivas para corregir este problema, algunas de las cuales se pueden llevar a cabo en casa. Descubre a continuación cómo cerrar los poros abiertos fácilmente y sin riesgos.

¿Por qué se abren los poros?

 

En la mayoría de los hombres y mujeres, los poros empiezan a dilatarse en la adolescencia, debido a que la piel comienza a segregar un exceso de grasa motivado por los cambios hormonales. Estas alteraciones pueden provocar un aumento de la sudoración, dermatitis seborreica y acné, así como un incremento de la cantidad de sebo, sobre todo en el rostro. Esto hace que el poro se obstruya y, por lo tanto, que acabe agrandándose y abriéndose.

De todos modos, hay otros factores que explican la aparición de los poros abiertos. De hecho, a medida que pasa el tiempo, los poros se van dilatando por un efecto acumulativo y por el envejecimiento cutáneo, ya que las fibras pierden fuerza y elasticidad y dejan de sostener con firmeza la pared del poro. A esto hay que sumar la presencia de impurezas, lo que también hace que los poros se vuelvan más visibles. Asimismo, los poros excesivamente dilatados pueden dar paso a los molestos granos y espinillas o puntos negros.

No obstante, hay que tener en cuenta que los poros también pueden dilatarse temporalmente de forma voluntaria para aplicar diversas rutinas de belleza de manera más efectiva. Para ello, basta con exponerse a una fuente de calor, como un baño o una sauna.

No está de más recordar que los poros son esenciales para mantener la salud de la piel, ya que permiten que la dermis se oxigene y elimine el exceso de sebo, sudor o células muertas. De ahí la necesidad de mantenerlos siempre cuidados y en buen estado, más allá del aspecto meramente estético. Veamos a continuación cómo cerrar los poros abiertos.

Remedios caseros para cerrar los poros

 

Entre las técnicas de cuidado facial caseras que tú mismo/a podrás aplicarte, destacan las siguientes.

 

Limpia tu piel a fondo

 

Como todos sabemos, eliminar el maquillaje es esencial para que la piel respire. Sin embargo, y aunque es fundamental seguir esta pauta, no menos importante es saber qué producto usar. En algunos casos, esto puede ser contraproducente cuando se elige un producto desmaquillador demasiado abrasivo. Para evitarlo, consulta con tu dermatólogo o farmacéutico cuál es la loción que mejor se adapta a tu tipo de piel. Incluso, recurrir simplemente al agua y a un jabón suave con pH neutro puede ser suficiente. Emplea agua micelar en tu limpieza facial, siempre y cuando tenga una formulación respetuosa con la dermis.

 

Hidrata tu rostro con frecuencia

 

Aunque a muchas personas se les pueda pasar por alto, hidratar la piel no es una opción, sino una necesidad, incluso cuando se trata de una piel grasa.

Sin embargo, para evitar el uso de productos perjudiciales, que podrían incluso empeorar ciertas imperfecciones, debes conocer bien tu piel y saber qué necesita. Solo así hidratarás tu rostro sin engrasarlo y reducirás el riesgo de que tus poros se dilaten. Además, un producto adecuado es un complemento eficaz para cualquier tratamiento dermatológico, así como una buena base para antes de aplicar el maquillaje. Hay que tener presente que ciertos cosméticos activos refuerzan la barrera lipídica, mejorando de este modo la protección de la piel contra los agentes externos. También reduce la cantidad de sebo y hace que la dermis esté más luminosa y sedosa.

Si quieres una hidratación efectiva y económica, prueba a preparar algunas de estas mascarillas caseras. ¡Notarás la diferencia!

 

Usa un buen exfoliante

 

Para eliminar la suciedad que hace que tus poros se dilaten, puedes echar mano de un tratamiento exfoliante suave, apto incluso para pieles sensibles. De este modo, ayudarás a que los poros se cierren y se regeneren, lo que les permitirá desempeñar mejor su función excretora.

Uno de los productos más socorridos es la arcilla, gracias a sus propiedades para limpiar y purificar la piel. Una vez a la semana, como máximo, puedes elaborar una mascarilla facial a base de este ingrediente, que te ayudará a mantener los poros dilatados a raya. Eso sí: la arcilla debe usarse con precaución, ya que, si no se elimina correctamente, podría llegar a irritar la delicada piel del rostro.

¿No sabes por dónde empezar? Consulta en ese caso nuestras propuestas de crema exfoliante casera.

 

Recurre a un tratamiento astringente

 

También es posible decantarse por un tratamiento astringente para cerrar los poros. Te lo prescribirán en una consulta dermatológica o en tu farmacia habitual. Aun así, esta opción no es aconsejable para personas con la piel sensible o tendente a reacciones alérgicas, ya que esto empeoraría el problema.

 

Disimula los poros abiertos con el maquillaje

 

Además de seguir las pautas descritas, el maquillaje puede ser un magnífico aliado para camuflar los poros excesivamente dilatados. Para lograrlo, aplícate en primera lugar una base mate y ligera, con la que corregirás las pequeñas imperfecciones de la piel. A pesar de que esta es una solución cosmética, puedes utilizar siempre que desees, siempre y cuando la capa no sea demasiado densa, lo que impediría que la piel se airease correctamente. Por supuesto, después de la jornada, recuerda que debes desmaquillarte a conciencia, eliminando los posibles restos de producto.

Medicina estética para los poros abiertos

Junto con todos los consejos de belleza mencionados, los tratamientos faciales de medicina estética son una opción mucho más efectiva y duradera, siendo también segura y no invasiva, al no precisar de cirugía.

En nuestros centros, por ejemplo, podrás hacerte una exfoliación o peeling químico, un tratamiento que elimina impurezas, favorece la renovación celular, devuelve a la piel su luminosidad y contribuye a cerrar los poros. Entre los productos incluidos en su formulación, destacan el ácido tricloroacético (TCA) y el ácido kójico, que es también muy efectivo para eliminar o disimular las manchas de acné o las cicatrices. Por eso, contribuye al rejuvenecimiento facial.

Estos son algunas de las opciones para cerrar los poros abiertos. Para ayudarte a escoger la que mejor se adecua a ti y a tus características, contacta con Grupostop. Te orientaremos sin ningún compromiso por su parte, con profesionalidad y honestidad, para que consigas tu mejor versión de la forma más fácil, rápida y segura.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario

Visita nuestras promociones