Llevamos un ritmo de vida agitado y el trabajo, la familia y nuestra vida social ocupan la mayor parte de nuestro tiempo. Por esa razón, hombres y mujeres necesitan un medio rápido y eficaz para eliminar el vello para siempre.

Las axilas es unas de las zonas más demandadas. Queremos lucir una piel sin vello y aprovechar su buen aspecto tanto en verano como en invierno. Ahora bien, resulta un poco complicado depilar esta zona en casa y muchas veces resulta un verdadero quebradero de cabeza visitar un centro estético de forma regular.

A continuación vamos a mostrarte los beneficios de la depilación láser en axilas para que descubras todo su potencial con respecto a otros métodos de depilación tradicionales:

 

Evitar que la piel sufra

La zona de las axilas es una de las más delicadas y sensibles y debemos cuidarla como se merece. De hecho, puede irritarse con facilidad al utilizar clásicos métodos de depilación como la cuchilla, las cremas depilatorias o la cera.

Uno de los principales beneficios de la depilación láser en axilas es evitar su exposición a diferentes problemas en la dermis. En esta zona se pueden producir irritaciones, quemaduras e inflamaciones, e incluso es posible que aparezcan manchas oscuras con el paso del tiempo. Para evitarlo, nada mejor que utilizar esté método de depilación efectivo.

Está disponible todo el año

La depilación láser en axilas es un tratamiento básico con el que podrás contar durante todo el año. Ciertamente, existen diferentes métodos de depilación a elegir, pero no son los más efectivos, provocando irritaciones y manchas en las axilas. El método idóneo para mantener nuestras axilas depiladas durante mucho tiempo, luciendo hermosas, es la depilación láser en un centro de estética profesional.

Existe un mito acerca de la depilación láser en verano que hay que desechar. Las nuevas tecnologías han hecho posible que podamos depilarnos durante los meses de calor sin ningún problema. Obviamente, tendremos que seguir una serie de recomendaciones para evitar riesgos, pero nada más.

Podemos hacer uso del láser en verano para librarnos del vello de nuestras axilas y disfrutar de la piscina o la montaña sin tener que preocuparnos por la depilación. Desde la primera sesión, la densidad del vello disminuirá e irá eliminándose considerablemente.

Lo único que tenemos que hacer para evitar dañar nuestra piel es evitar su exposición al sol de manera directa durante los siete días anteriores y posteriores a cada sesión. Después de eso podremos tomar el sol cada vez que nos apetezca. Además, es aconsejable utilizar cremas especialmente indicadas para la post-depilación, de forma que la zona esté convenientemente hidratada.

 

Depilación definitiva

El láser es un método de depilación consistente en la aplicación de una luz potente enfocada en una dirección. Esta luz entra en la capa más superficial de la epidermis hasta llegar a la melanina del pelo, que absorberá el calor del láser, deshaciendo el folículo.

En la mayor parte de los métodos de depilación, el vello vuelve a aparecer rápidamente. De hecho, en el caso de la cuchilla o la crema depilatoria crece en días. Con la depilación láser, no tendremos ese problema al ser definitiva, es decir, destruirá el vello de tus axilas gradualmente hasta hacerlo desaparecer para siempre.

Desde la primera sesión se ven resultados

Desde la primera sesión comenzaremos a notar los resultados. De ese modo, los pacientes apenas tendrán que utilizar otros métodos de depilación hasta la siguiente sesión. El vello de las axilas empezará a caerse desde el primer tratamiento. Además, en gran parte de los casos, tampoco será necesario hacer sesiones de reconocimiento posteriores.

Su aplicación es efectiva en un período de tiempo reducido. Lo cierto es que esta zona requiere menos sesiones que otras y el tiempo invertido es breve.

Mayor higiene

Las axilas son zonas bastante propensas a acumular mal olor como consecuencia del sudor y las glándulas sudoríparas que forman parte de ellas. Incluso algunas personas sufren de sudoración excesiva y se sienten acomplejadas cada vez que salen de casa al presentar en su ropa manchas de humedad alrededor de la zona.

Por esa razón, es lógico que muchas personas, tanto hombres como mujeres, quieran deshacerse del mal olor y del exceso de sudor, a través de la eliminación definitiva del vello. ¿El resultado? Unas axilas claras y radiantes.

Piel hermosa

Tras cada sesión láser es normal presentar un leve enrojecimiento en la zona de la axila. Incluso podrás advertir una leve inflamación o pequeños puntos rojos alrededor del vello. Estos efectos son normales, siendo la consecuencia de una depilación efectiva, y desaparecerán en 24 horas.

El láser te permitirá lucir axilas sin vello y disfrutar de una piel lisa y sedosa. Solemos descuidar esta zona, pero si la hidratas después de cada sesión de depilación láser con una crema para pieles sensibles, lucirá suave, tersa y limpia.

Menos dolorosa

El dolor es algo muy relativo, todo dependerá de la sensibilidad de cada persona y de su tipo de piel. La axila es una de las zonas más sensibles y puede existir alguna molestia pero se suele tolerar muy bien.

La mayoría de las personas notarán un sensación de calor leve que pasa rápido, así que no nada de lo que preocuparse. Además, en caso de tener una piel más sensible de lo habitual, los centros de estética especializados suelen aplicar geles calmantes o cremas anestésicas locales.

Hay que decir que el tratamiento láser en axilas molesta mucho más a las personas de piel clara y pelo fino que a las de tez oscura y pelo grueso. Sea como sea, la depilación láser en axilas consiste en un tratamiento suave con un elevado grado de tolerancia. Además, esa sensación de calor leve que sentimos, suele atenuarse con un sistema de aire frío.

No es un tratamiento caro

A la larga, resulta más rentable que otros, siendo uno de los principales beneficios de la depilación láser en axilas. Analizándolo bien, si sumamos el coste total de las depilaciones tradicionales, así como el tiempo empleado en cada una de ellas, la inversión bien merece la pena. Además, el coste dependerá de la extensión de la zona a tratar y las axilas son un área muy pequeña, siendo una de las más económicas.

Asimismo, la mayoría de los centros profesionales de depilación láser cuentan con promociones muy atractivas con packs de varias sesiones asociadas a diferentes zonas. De ese modo, cada sesión individual resulta más económica.

Bajo la firma Pelostop, te ofrecemos el mejor centro de depilación láser, para que puedas decir adiós al vello no deseado de una vez por todas. Allí encontrarás más de 65 tratamientos de depilación permanente para hombres y mujeres. Consulta todas nuestras opciones y elige entre la depilación láser de axilas, piernas, brazos, tórax, glúteos y, en definitiva, cualquier parte del rostro o del cuerpo. Utiliza nuestro buscador de centros de depilación láser y estética, con más de 70 centros en España y Andorra, y escoge el que más se adapta a ti.

Además, Grupostop también pone en tus manos la medicina estética más avanzada, con lo último en tratamientos faciales (tratamiento para las arrugas de expresión, peeling químico, mesoterapia facial, hilos tensores, rellenos de ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica, radiofrecuencia facial, mesoterapia facial, rejuvenecimiento con IPL, etc.) y tratamientos corporales (presoterapia, mesoterapia corporal, radiofrecuencia corporal, mesolipoterapia…). Todos con una financiación a tu medida y con la garantía de los mejores expertos.

Contacta con Grupostop sin compromiso y prepárate para verte como siempre has querido.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario