Gracias a diversos estudios recientes, sabemos que el rostro de los hombres envejece de un modo diferente del de las mujeres. De ahí que los efectos del paso del tiempo sean menos acusados en el caso de los varones. Ahora bien: ¿cuáles son los signos de la edad en la piel del hombre y cómo pueden corregirse?

Sin duda, cada vez son más los hombres que se preocupan por el aspecto y la salud de su piel, así como de las opciones para prevenir los síntomas del envejecimiento, retrasar su aparición o disimularlos, de manera que resulten menos visibles. Antes de dar algunas pautas para ello, vale la pena detenerse en las características de la dermis masculina y qué factores pueden restarle elasticidad y firmeza.

La pérdida del colágeno en los hombres y sus efectos

Una de las particularidades de la piel del hombre es que es más resistente que la de la mujer. Esto es debido a que las capas celulares de la epidermis son más numerosas. Asimismo, la piel masculina es también más firme y flexible gracias a que la concentración de colágeno —una proteína fibrosa presente en el tejido conjuntivo, los cartílagos y los huesos—, que es mayor que en la piel femenina por razones hormonales. Por eso, la aparición de las primeras arrugas suele darse más tarde en los varones que en las mujeres.

Cuando esto ocurre, una de las causas es, precisamente, la disminución de la producción de colágeno debido a la edad. De media, y a partir de los 30 años, este proceso se ve reduciendo en torno al 1% anual, lo que ocasiona una pérdida progresiva de elasticidad y firmeza. Este sería un factor endógeno, pero hay otros de tipo externo, como las exposiciones prolongadas al sol, que también afectan negativamente a la síntesis del colágeno.

Hay diversos síntomas que alertan de la progresiva reducción de esta proteína, como la aparición de arrugas o la pérdida de firmeza. En los hombres, esto se manifiesta especialmente en el tercio medio de la cara, que comprende el surco nasogeniano y las mejillas. Esto va acompañado de una menor definición en el contorno del rostro, así como de los primeros surcos faciales.

No obstante, más allá de variables como la edad, el sol o la genética, existen varios mecanismos internos, tanto celulares como moleculares, que pueden provocar la reducción del colágeno. Se detallan a continuación.

  • La disminución de la actividad de las células que producen esta proteína.
  • La reducción de enzimas que evitan el endurecimiento y la ruptura de las fibras que forman el colágeno.
  • La activación, ya sea por la edad o por la exposición a las radiaciones UV, de enzimas que degradan esta proteína.

[/vc_column_text][vc_column_text]

Otros signos del envejecimiento facial en los hombres: cambios en el tejido adiposo y los huesos

Otra de las diferencias entre la piel de ambos sexos tiene que ver con una piel más grasa, debido a que los hombres generan 10 veces más testosterona que las mujeres. Aunque a priori esto podría interpretarse como un problema estético, lo cierto es que el sebo hace que la dermis masculina esté más protegida de las agresiones externas.

Junto con el colágeno, la grasa es el segundo factor indispensable para lucir un óvalo facial joven. El tejido adiposo dibuja y recubre las líneas cóncavas y convexas de la cara. Con el paso del tiempo, la grasa pierde volumen, lo que hace que esta se desplace y hace que aparezcan los primeros pliegues.

Por último, también cabe referirse a los cambios de tipo óseo. Estos se reflejan especialmente en el maxilar superior. Este, al ver reducida su altura con la edad, provoca el llamado efecto acordeón en los tejidos cutáneos.

Los mejores tratamientos antiedad para hombre

Afortunadamente, cada vez existen más tratamientos estéticos y antiaging para hombre. Además de las cremas de uso tópico, de efecto limitado debido a su reducida capacidad de penetración en la piel, la medicina estética aporta soluciones eficaces —y mucho menos invasivas y más económicas que las operaciones de cirugía estética— para rejuvenecer la piel del rostro.

Entre los tratamientos faciales de medicina estética para hombres, algunos mejoran o retrasan los efectos de la edad de forma eficaz y desde la primera sesión. Entre ellos, destacan aquellos que están orientados a estimular la producción de colágeno, como los hilos tensores. Mediante la introducción de microfilamentos subcutáneos biocompatibles y reabsorbibles, no solo se consigue tensar la piel que ha perdido firmeza con los años, sino que hacen que la piel del rostro produzca más colágeno para aislar a lo que considera un cuerpo extraño (es decir, al hilo introducido). También favorece su producción los peelings faciales, un tratamiento estético que también es muy efectivo en casos de hiperpigmentación —algunas de estas manchas son producto del envejecimiento—, marcas de acné o melasma.

A su vez, los tratamientos con toxina botulínica contribuyen a estabilizar los músculos faciales que se han descolgado por el paso de la edad. A su vez, las infiltraciones de ácido hialurónico, otra sustancia naturalmente presente en la piel y que va disminuyendo en cantidad con el paso de los años. Esta solución es ideal para la reducción de ojeras —o contorno de ojos— y de los surcos nasogenianos.  También ayuda a disimular las cicatrices, aumenta el volumen facial y del mentón y es apto para una rinomodelación. Unos resultados que también se logran mediante las microinyecciones de hidroxiapatita cálcica. El resultado es una mejora considerable del tono general y un efecto lifting sin cirugía.

No podíamos acabar este recorrido por los signos de la edad en la piel del hombre haciendo alusión a los problemas habituales en la piel masculina. Si bien esta, como hemos visto, es más resistente que la piel femenina y refleja en menor medida el paso del tiempo, también es cierto que es más propensa al envejecimiento, dado que el flujo sanguíneo es más abundante. Todo ello sin olvidar que, como consecuencia del afeitado diario, la dermis acostumbra a estar más castigada que la de las mujeres y tiene más posibilidades de sufrir irritación o pequeños cortes accidentales. Para mejorar su salud y su aspecto, actualmente es posible optar por tratamientos medicoestéticos como mesoterapia, consistente en la aplicación de pequeñas inyecciones de vitaminas y sustancias nutritivas en las capas superficiales de la piel. Por esta razón, se considera un procedimiento intermedio entre las cremas antiedad y los tratamientos de belleza basados en el relleno facial, que resultan más invasivos.

Pasa quienes deseen combatir los signos de la edad en la piel del hombre de forma efectiva, cómoda, rápida y segura, Grupostop cuenta con una red de centros de medicina estética dotados de la última tecnología y con profesionales expertos.

¿Necesitas más información sobre cualquiera de estas técnicas de rejuvenecimiento para hombres? Si es así, ponte en contacto con nosotros sin compromiso. Estaremos encantados de atenderte y asesorarte de forma honesta y profesional.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario