Tras una lesión cutánea, ya sea por una herida, por tatuajes o por la presencia de acné, la piel inicia un proceso de reparación y regeneración de los tejidos dañados: la cicatrización. Sin embargo, cuando esto ocurre, lo más probable es que el cutis no llegue a recuperar su apariencia inicial y que quede alguna marca o cicatriz. Algo que preocupa especialmente cuando la parte afectada es el rostro. Afortunadamente, existen métodos para combatir este problema sin cirugía. Ahora bien: ¿cómo reducir las cicatrices de la cara con la medicina estética?

A continuación, te contamos cuáles son los tratamientos de medicina estética facial más eficaces contra las cicatrices, en qué consisten y qué resultados cabe esperar de ellos. Eso sí: ten en cuenta que, hoy por hoy, no existe ningún método que permita eliminar cicatrices por completo, si bien algunos proporcionan resultados más que satisfactorios. Asimismo, también contribuyen a acelerar el proceso de cicatrización. Aquí tienes los más demandados.

Peeling con PRX-T33

Uno de los tratamientos faciales más eficaces para reducir las cicatrices de la cara es el peeling con PRX-T33. Esta técnica consiste en un tratamiento biorrevitalizante que, mediante una combinación de productos de alta eficacia, es capaz de reparar la dermis, estimulando las capas más profundas de la piel para favorecer su regeneración. Este tratamiento está especialmente recomendado para personas con marcas de acné.

El PRX-T33 se compone de una solución de ácido tricloroacético (TCA) —en un 33%, aproximadamente—, agua oxigenada (H2O2) y ácido kójico. Este último es un derivado de la soja fermentada y el vino de arroz y, además de utilizarse en la industria alimentaria como conservante natural, también se emplea en el campo de la salud y la belleza para el cuidado de la piel, en la elaboración de sueros y jabones y para tratar las quemaduras solares, las manchas de la edad y las cicatrices.

Tampoco hay que perder de vista que el peeling con PRX-T33 también tiene otros efectos positivos para la piel, ya que disminuye la flacidez, da una mayor luminosidad al rostro y suaviza las manchas. Asimismo, esta técnica de microabrasión ayuda a potenciar el resultado de otros tratamientos, tales como las inyecciones de ácido hialurónico o la mesoterapia facial. Por otro lado, también puede utilizarse para mejorar el aspecto de las manos o el área del escote.

La aplicación del peeling facial es rápida, segura y sencilla. Después de limpiar la piel a fondo con agua y jabón, un profesional aplica los diversos agentes químicos en la zona que se desea tratar mediante un masaje con movimientos circulares. Tras dejarlo actuar durante unos 15 o 20 minutos, se procede a retirar el producto. En los días posteriores, el tratamiento hará que la capa de piel dañada se descame y se desprenda, dando paso a nuevas capas de piel regenerada, más firme y luminosa.

Reducir las cicatrices con hidroxiapatita cálcica

La hidroxiapatita cálcica es un compuesto que estimula la síntesis del colágeno naturalmente presente en la piel. Su fórmula incluye unas micropartículas patentadas de hidroxiapatita de calcio (CaHA) suspendidas en un gel acuoso. Este componente principal es idéntico a la parte mineral de los dientes y los huesos y es reabsorbible y biocompatible.

Al igual que ocurre con otros tratamientos de medicina estética, como las microinyecciones de tratamiento para las arrugas de expresión o la mesoterapia facial, la hidroxiapatita cálcica se administra mediante pequeñas infiltraciones superficiales, efectuadas con una aguja muy fina. Al no tratarse de una intervención de cirugía estética, no se precisa ni de anestesia ni de ingreso hospitalario. De hecho, el paciente podrá retomar su vida normal inmediatamente y maquillarse el mismo día.

El compuesto inyectado desencadena un proceso llamado neocolagénesis, que hace que el cuerpo produzca colágeno en torno a la zona en las que se han llevado a cabo las infiltraciones. Este proceso es paulatino y alcanza los mejores resultados al cabo de unos cuatro meses. Sin embargo, los primeros resultados visibles son casi inmediatos. Al aumentar los niveles de colágeno en la cara, se incrementa el volumen facial, mejorando así la apariencia de la piel de manera natural y, por lo tanto, disimulando las cicatrices del rostro. Sus efectos son a largo plazo, dado que, a medida que el organismo va absorbiendo el gel, las partículas de hidroxiapatita cálcica permanecen en la zona subcutánea por espacio de dos años, aproximadamente.

Por otro lado, y tras cerca de tres décadas de uso habitual en los centros de medicina estética, no existen informes de efectos secundarios significativos ligados al uso de la hidroxiapatita cálcica. A su vez, diversos estudios médicos avalan la eficacia y la seguridad de este método.

 Reducir las cicatrices con láser

El láser lleva mucho tiempo utilizándose en el ámbito de la medicina estética. Sin embargo, en los últimos años se han perfeccionado diferentes tipos de láser, algunos de los cuales han logrado mejorar los resultados contra las cicatrices y las marcas dejadas por el acné. Entre ellos, destacan los llamados láseres fraccionados, que se cuentan entre los más utilizados en dermatología.

Hay dos tipos de láser fraccionado.

  • Láseres ablativos. Aunque su funcionamiento es más rápido, pueden dejar pequeñas costras en la piel. Normalmente, se utilizan para tratar las cicatrices de acné en personas con la dermis gruesa.

 

  • Láseres no ablativos. A diferencia del láser ablativo, apenas tienen efectos secundarios, ya que no destruyen la epidermis. Resultan especialmente eficaces en personas con la piel fina.

Debido a las características de ambos, y para brindar siempre los tratamientos menos invasivos y más seguros, en Grupostop utilizamos el láser Nordlys ®, un láser no ablativo.

Tras una entrevista inicial entre el experto en medicina estética y el paciente, el tratamiento con láser fraccionado se realiza realizando diversos disparos sobre el área deseada. Solo en el caso de las personas con la piel más sensible, se puede administrar minutos antes una crema anestésica de uso tópico. De este modo, se eliminan las irregularidades de la superficie cutánea y consigue tensar la piel.

Después de la sesión, se puede dar un leve enrojecimiento que desaparece poco después. Si el experto lo considera oportuno, prescribirá tratamientos locales que deberán seguirse durante un plazo de ocho a 15 días. En caso de que se produzca una sensación de ardor o picazón, se puede paliar con analgésicos. También es importante evitar la exposición solar durante el tiempo que prescriba el experto. De ahí que el invierno sea la mejor época para realizar estos tratamientos. Los resultados óptimos se obtienen al cabo de unos seis meses, aunque esto variará dependiendo de lo profundas que sean las cicatrices que se quieren tratar.

Hasta aquí este pequeño repaso sobre las mejores técnicas para disimular las cicatrices con la medicina estética. ¿Necesitas más información? Si es así, ponte en contacto con nosotros sin compromiso. Estaremos encantados de atenderte y de orientarte acerca de las soluciones más eficaces para decir adiós a las marcas en la piel de una vez por todas. ¡Te esperamos!

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario

4 Comentarios

  1. Cristina Hitategui
    21 diciembre 2021 - 13:38

    Deseo obtener mayor información, para atenuar cicatrices en el labio superior!
    Muchas gracias Saludos Cristina

  2. grupostop
    30 diciembre 2021 - 11:24

    Hola, Cristina.

    Puedes pedir cita para tratamiento de IPL facial para manchas en el enlace que te facilitamos.

    Saludos.

  3. Miguel Ángel Fernández sanchez
    28 enero 2022 - 07:48

    Este tipo de tratamiento por laser se puede aplicar sobre la zona de la nariz????tengo una piel con poros muy anchos y no sé si este tratamiento es el adecuado.

  4. Carol Villamil
    4 febrero 2022 - 16:01

    Hola Miguel. Lo mejor es que uno de nuestros profesionales analice tu caso en consulta para que pueda darte la mejor solución.

    Esperamos verte en nuestros centros pronto.