La radiofrecuencia facial es una técnica innovadora utilizada en medicina estética con la que se obtienen interesantes resultados. Y es que produce un efecto parecido al lifting, pero sin necesidad de pasar por quirófano. Se trata de un método no invasivo, perfecto para mejorar cualquier tejido facial que presente flacidez de grado leve o moderado.

Normalmente, la radiofrecuencia facial se emplea en ciertas zonas del rostro, entre las que destacan las siguientes: la frente con objeto de tensar la piel del área y levantar las cejas, las mejillas para reducir los poros dilatados, la mandíbula para disminuir la flacidez, debajo de los ojos para tensar y levantar la piel de la mejilla superior o el cuello para tensar y reducir las arrugas. 

¿En qué consiste la radiofrecuencia facial? 

Antes de recibir una sesión de radiofrecuencia facial, el especialista encargado debe examinar el estado del paciente y comprobar que no existe ningún inconveniente o contraindicación que pudiera terminar en un uso indebido. Esa es una de las razones por las que es prioritario acudir a clínicas médico-estéticas que cuenten con un equipo técnico y humano adecuados. 

El rostro debe prepararse antes de recibir un tratamiento de radiofrecuencia. La piel debe estar totalmente limpia y la persona debe evitar el uso del maquillaje. En la zona se aplicará un gel conductor y se masajeará la zona con ayuda del aparato de radiofrecuencia.

El profesional, una vez analizado el caso y dependiendo de la zona a tratar y de los objetivos marcados, elegirá el nivel o programa más conveniente. De hecho, también es posible emplear la radiofrecuencia facial para potenciar los resultados tras haber utilizado otros tratamientos estéticos.  

El equipo de radiofrecuencia funciona de manera muy sencilla. La corriente alterna en el rostro hace que la temperatura de los tejidos profundos de la piel se incrementan, lo que estimula a las células dedicadas a la producción de colágeno. Así se crean nuevas fibras que con los años se deterioran, haciendo que la piel recupere su firmeza y elasticidad. 

Puesto que estamos ante un método invasivo que no requiere el uso de anestesia, una vez terminada la sesión, el paciente pueden regresar a casa sin ningún problema. Además, la sesión no conlleva ningún efecto secundario, lo único que la zona puede aparecer un poco enrojecida, pero es un síntoma que rápido desaparece.  

Eso sí, a la hora de obtener resultados, el paciente deberá someterse a más de una sesión, y el número de sesiones necesarias dependerá de múltiples factores: edad, tipo de piel y zona del rostro. No obstante, a partir de la segunda sesión empezaremos a advertir los primeros resultados, que tras varias semanas de tratamiento comenzarán a manifestarse de forma más evidente. 

La técnica está dirigida especialmente a hombres y mujeres que desean tratar la piel de su rostro para mejorar su aspecto. El resultado final se traduce en una apariencia más firme y joven. Además, con esta técnica conseguimos tratar la grasa del rostro, causante de la aparición del acné. 

Hablamos de un procedimiento indoloro que no requiere cirugía, por lo que está planteado para todas aquellas personas que han descartado el uso de este tipo de procedimientos agresivos. 

¿Cuáles son los beneficios de la radiofrecuencia facial?

Los beneficios de la radiofrecuencia facial han sido analizados por profesionales del sector y los pacientes que quedaron satisfechos por los resultados finales. En el pasado contó con algunos detractores, pero todo eso quedó atrás gracias a la evolución de la técnica empleada. 

La cirugía estética es una opción más, pero la radiofrecuencia facial se ha convertido en un digno rival por varias razones. En primer lugar porque hablamos de una terapia no invasiva y en segundo porque es un proceso más económico. Además, no hay que esperar mucho para ver los resultados. 

En el mundo de la estética, la radiofrecuencia facial es conocida como el lifting sin cirugía, pues no necesita ningún tipo de anestesia y no puede repercutir en la salud del paciente como en el caso de los procedimientos mayores que dan lugar a posibles efectos adversos.

La radiofrecuencia emplea la energía y la transforma en calor. Este tipo de aparatos emiten energía, haciendo que penetre en la dermis para estimular de ese modo la producción de nuevo colágeno. Sus beneficios, como ya hemos avanzado anteriormente, son bastantes y son visibles al poco tiempo. 

En Grupostop disponemos de equipos de alta gama que reducen la flacidez y las líneas de expresión, fruto del paso del tiempo o del estrés. La diatermia lo que consigue es activar naturalmente la elastina y el colágeno de la piel, dando lugar a los siguientes beneficios:

  • La radiofrecuencia facial tensa la piel a través de pequeñas corrientes eléctricas que el paciente apenas siente. El tratamiento lo que hace es estimular el tejido subcutáneo, siendo perfecto para las pieles de hombres y mujeres con más de 30 años, momento en el que la flacidez y las primeras arrugas aparecen. 
  • Estimula la producción de colágeno mediante impulsos eléctricos que emiten calor. El aparato provoca el aumento de temperatura del tejido, dando lugar a la creación de nuevo colágeno, haciendo que la piel luzca más firme y elástica.
  • También mejora la circulación. La presión ejercida a través del aparato de radiofrecuencia facial dilata los vasos sanguíneos, mejorando así la oxigenación. Así, la piel luce más joven y radiante que antes. 
  • Elimina la grasa localizada. La radiofrecuencia también repercute positivamente en el metabolismo, eliminando la celulitis y la grasa localizada. En el caso de la radiofrecuencia facial, contribuye a reducir la apariencia de la papada. 

En resumen, la radiofrecuencia facial no solo potencia la producción de elastina y colágeno y reduce arrugas y líneas de expresión, sino que reafirma ciertas zonas del rostro, combate la flacidez y devuelve la luminosidad a la piel. Ahora bien, además de ejercer un efecto lifting en rostro y cuello, reduce la flacidez de la papada, rellena la piel y levanta las cejas.  

Según envejecemos, la producción de colágeno decrece y las arrugas y la flacidez comienzan a hacer acto de presencia. Con la última tecnología de radiofrecuencia facial de Grupostop, originamos calor en el tejido subcutáneo para reactivar el colágeno natural, responsable de que la piel luzca más firme y sin arrugas. 

Se trata de un tratamiento relajante que resulta muy agradable y cuyos beneficios son prácticamente instantáneos. Nuestro equipo de especialistas te explicará todo con detalle antes de contratar estos servicios. Además, la sesión de consulta es gratuita y, tras una primera valoración, te indicaremos el número de sesiones requeridas dependiendo de las particularidades de tu piel y de los objetivos a cumplir. 

A la hora de alcanzar los mejores resultados, se recomienda hacer un mínimo de 6 sesiones y una de mantenimiento cada 4 o 6 meses para no perder los resultados y mantenerlos con el tiempo.  

En Grupostop disponemos de la mejor aparatología y de los tratamientos de radiofrecuencia más avanzados para que tu piel luzca como nueva, disimulando efectivamente el paso de la edad. 

Como ya hemos comentado, apenas posee efectos secundarios o contraindicaciones, salvo una pequeña inflamación o enrojecimiento que puede aparecer tras cada sesión, pero que desaparece en cuestión de poco tiempo. Eso sí, la radiofrecuencia facial no está recomendada en los siguientes casos:

  • Pacientes con cáncer, enfermedades neuromusculares, enfermedades del tejido conectivo o cardiopatías graves. 
  • Obesidad mórbida.
  • Embarazo y lactancia.
  • Patologías asociadas a la coagulación.
  • Pacientes con desfibriladores, marcapasos, prótesis metálicas o similar. 

No significa que estos casos no puedan recibir este tipo de tratamiento, sino que se aconseja su aplazamiento para evitar posibles contraindicaciones. 

Centros de Estética Avanzada

La radiofrecuencia facial es un tratamiento estético muy efectivo, posiblemente uno de los más eficaces del mercado. En Grupostop encontrarás lo más avanzado en el uso de radiofrecuencia, tanto facial como corporal, que evita cualquier riesgo y potencia los resultados gracias a sus corrientes eléctricas revolucionarias. 

Somos expertos en medicina estética y en nuestras clínicas encontrarás los tratamientos faciales más adecuados para ti, ya sea para eliminar acné, acabar con las arrugas, reducir las manchas o mejorar el aspecto de tu piel. 

Si estás buscando un método indoloro para tensar la piel sin cirugía y sin el empleo de métodos agresivos, tenemos lo que necesitas. Llámanos o visita el centro más próximo a tu domicilio o lugar de trabajo, y déjate guiar por los mejores profesionales del sector. No cabe duda de que se convertirá en tu mejor inversión. 

Empezarás a notar los primeros efectos de la radiofrecuencia facial desde la segunda sesión, que suele llevarse a cabo dos semanas después de la primera. Los tratamientos suelen incluir entre 6 y 8 sesiones, dependiendo de las necesidades de cada piel, y los resultados suelen tener una duración mínima de 2 años, aunque todo dependerá del tipo de piel del paciente y de sus características. 

Si has utilizado otras técnicas de rejuvenecimiento facial como la mesoterapia o el ácido hialurónico, la radiofrecuencia facial es perfecta para completar los resultados. Así, tu piel lucirá más fresca y radiante que nunca. 

No lo pienses más y ponte en contacto con nosotros hoy mismo para beneficiarte de las ventajas de nuestro tratamiento de radiofrecuencia facial, uno de los más punteros del momento. 

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario

2 Comentarios

  1. Liliana
    20 abril 2022 - 16:26

    Se puede tomar sol ,si haces secciones de radiofrecuencia?

  2. Grupostop
    22 abril 2022 - 11:40

    Hola Liliana. Sí, puedes tomar el sol sin problemas, ya que la radiofrecuencia no tiene efectos fotosensibilizantes.
    Saludos

Visita nuestras promociones