El peeling es uno de los tratamientos para la cara más recomendados, y es que cualquier piel agradece los beneficios de este proceso cada cierto tiempo. Se trata de una técnica de exfoliación química ideada para suavizar la piel del rostro y retirar las células muertas. 

Algunos tipos de peelings suaves se pueden administrar en casa o en centros de belleza, pero los más efectivos se llevan a cabo con licencia médica. Si estás pensando en probar el tratamiento del que hablamos no te pierdas este artículo, pues te lo vamos a contar todo sobre él.

¿Para qué sirve el peeling en la cara?

El peeling es una técnica de belleza que lleva mucho tiempo en uso y presenta unas cuántas utilidades realmente interesantes. 

Es un tratamiento que se utiliza para corregir arrugas finas, medias o profundas, para tratar el acné en diferentes niveles así como sus secuelas, el fotoenvejecimiento, el envejecimiento cutáneo, la piel fina y rugosa, la flacidez, la piel grasa, las manchas cutáneas, y muchas otras afecciones de la piel. Es por esto que existen tipos de peeling diferentes que siguen procedimientos distintos para finalidades diversas.

Podrás encontrarlos de los siguientes tipos:

  • Exfoliación con ácido alfa hidroxilo. Se realiza a base de ácidos carboxílicos de origen natural, tales como el ácido glicólico. Esta es una de las fórmulas menos agresivas para el tratamiento de las arrugas finas, para problemas como  la aparición de granitos y para todo lo contrario: los cutis con tendencia a la sequedad.  Hay cinco ácidos de frutas comunes que se usan en este tipo de peeling: ácido cítrico, ácido glicólico, ácido láctico, ácido málico y ácido tartárico. 
  • Exfoliaciones con ácido hidroxilo beta. El uso del ácido beta hidroxilo (BHA) para procedimientos de peeling se está extendiendo para sustituir al ácido alfa hidroxilo (AHA). Los peelings con el ácido BHA son más capaces de profundizar en el poro y pueden controlar la excreción de sebo, acné, así como la eliminación de las células muertas de la piel.
  • Exfoliación de Jessner. El peeling de solución de Jessner combina ácido salicílico (al 14%), ácido láctico y resorcinol en una base de etanol. Se dice que esta fórmula funciona rompiendo puentes intracelulares entre los queratinocitos.
  • Exfoliación con ácido retinoico. Este tipo de peeling facial se realiza únicamente en manos de un cirujano plástico, cirujano oral y maxilofacial, o un dermatólogo en centros de estética profesionales. Es lo que se conoce como un peeling médico y es más profundo que las otras técnicas mencionadas, por ello se lleva a cabo de mano de personal sanitario cualificado. Acaba con los problemas relacionados con la aparición de manchas en la piel además de las arrugas.
  • Exfoliación con aceite de Crotón – Fenol. Este tratamiento de la piel tiene como ingrediente activo el componente de aceite de crotón. Es la base para una exfoliación química profunda, que provoca una reacción exfoliante cáustica intensa en el cutis.

El tipo de peeling adecuado para cada persona lo puede valorar de una manera adecuada un médico, dermatólogo profesional o un especialista. Es por ello que, aunque te demos estas pautas para que conozcas  tus posibilidades, no tendrás que preocuparte personalmente de realizar el diagnóstico y tomar la decisión. 

Lo más adecuado es que el médico te evalúe en una primera cita y te hable de las alternativas para tu caso concreto, tal y como lo hacen los profesionales con los que trabajamos en GrupoStop.

¿Cuáles son los beneficios del peeling?

 

El peeling en la cara sirve, como habrás podido ir leyendo anteriormente, para mejorar diferentes aspectos del rostro. Esto resulta así de determinante porque presenta una serie de beneficios que difícilmente se puede conseguir con otros tratamientos. 

Los beneficios del peeling son los siguientes:

  • Esta técnica minimiza las arrugas finas y los poros dilatados, es un excelente truco rejuvenecedor.
  • Es capaz de disminuir e incluso eliminar las manchas o hiperpigmentaciones que se encuentran en el rostro.
  • Mejora y corrige las secuelas de acné, las imperfecciones, cicatrices y las marcas para una piel muy suave y agradable.
  • Puede acelerar el proceso de regeneración de la piel, lo hace facilitando el recambio celular y también capacidad de retirar diferentes imperfecciones.
  • La epidermis es más permeable a todos los tratamientos que se realicen a continuación del peeling, lo que resulta muy provechoso.

Además de todas estas ventajas cabe recordar que el peeling un tratamiento de belleza que lleva haciéndose muchísimo tiempo, por o que está muy avanzado y resulta muy seguro para todo tipo de pacientes.

Como se puede observar, los beneficios del peeling químico son muy amplios. Uno de los más destacados es que ayuda a cerrar los poros, un problema realmente común en las personas con tendencia grasa o con dificultades para mantener la piel limpia. 

Los poros abiertos o dilatados contribuyen a que el rostro tenga un aspecto desfavorecedor y poco saludable. Además, gracias a este tratamiento la cara cobra luminosidad, mejorando así su aspecto general y recuperando la vitalidad.

Adicionalmente de ser muy eficiente para combatir el acné, este tratamiento puede acabar con las secuelas posteriores de cuadros acneicos, ya que provoca una limpieza abrasiva y equilibra el contenido graso de la piel. Como tiene la capacidad de eliminar o disminuir queloides o cicatrices, imperfecciones leves y marcas, es estupendo para recuperar un rostro liso si se ha tenido algún problema con esta infección o con los granitos derivados de la piel grasa.

¿Qué es el peeling médico?

 

El peeling médico o químico es un procedimiento de medicina estética, ambulatorio y mínimamente invasivo que proporciona magníficos resultados. Mediante la aplicación de diferentes sustancias sobre la piel del rostro, los expertos consiguen su regeneración y renovación, favoreciendo su consistencia, la uniformidad de su pigmento y una mayor hidratación.

Tras una primera visita médica, en GrupoStop analizamos tus características y objetivos, para asegurar que el peeling es el tratamiento que necesitas antes de empezar a realizar ningún procedimiento. 

Si se determina que esto es lo más adecuado para ti, el médico te aplicará los productos seleccionados para conseguir el objetivo deseado y te dará las recomendaciones necesarias para el cuidado en tu domicilio. En algunas ocasiones, después del tratamiento se puede sufrir un ligero pelado que no limita la actividad diaria, la piel en pocos días estará recuperada y lucirá más luminosa que antes del peeling.

El peeling médico promueve la producción natural del colágeno y de la elastina lo que aporta tonicidad a la piel y disimula las arrugas que no son muy marcadas. Además,  permite la corrección de manchas en la piel al despigmentarlas y suavizarlas, así como de la corrección de queratosis actínicas. Este es un tratamiento que ayuda a cerrar los poros y que proporciona al paciente un aspecto más uniforme en su cutis regulando la excesiva producción de grasa.

Como se usan determinados productos químicos y procesos muy concretos para llevarlo a cabo, lo ideal es que este tratamiento sea suministrado por médicos expertos. En nuestras clínicas contamos con profesionales experimentados que logran resultados muy precisos, con toda la seguridad para los clientes que están interesados en estos tratamientos

El peeling para eliminar el acné

 

El acné es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que se produce en las unidades pilosebáceas y que se define por la formación de comedones, pápulas, pústulas, nódulos y deja molestas cicatrices, todo ello se manifiesta principalmente en la cara, en la parte superior del tronco en algunos casos y en algunas personas incluso en las extremidades. 

Se trata de una de las afecciones más comunes que hay en la piel, afecta a cientos de miles de personas y se manifiesta con mayor asiduidad durante la adolescencia. El peeling para el acné es una de las soluciones más interesantes, y uno de los usos de este tratamiento más atractivos para las personas con problemas de este tipo.

Este tratamiento consiste en la aplicación de ácidos sobre la piel del rostro con la misión de equilibrar la producción de sebo y eliminar las cicatrices de esta enfermedad. Para esta función en concreto se utilizan los siguientes ácidos.

  • Láctico: es el ácido más suave de los que se pueden encontrar para hacer un tratamiento de peeling, de forma que se recomienda en los casos de acné más leves. Es un ingrediente que no produce una descamación excesiva de la piel y que carece de efectos secundarios notorios.
  • Glicólico: este ácido está indicado para pieles grasas y tiene grandes beneficios para ellas, pues regula la producción de sebo, cierra los poros e hidrata la piel en profundidad.
  • Salicílico: el ácido salicílico se emplea muy a menudo para realizar la técnica de peeling, ya que es muy efectivo contra el acné porque acaba con las espinillas y se deshace de los puntos negros. 

Como hay diferentes tipos de acné, lo más apropiado es usar el peeling químico más indicado según el caso. Esto lo puede evaluar con mayor exactitud cualquier profesional experimentado, como los que tenemos en GrupoStop a tu disposición.

Si buscas un centro en el que disfrutar de este tratamiento, hacerlo con la seguridad que proporcionan los profesionales sanitarios expertos en peeling químico y con la atención más personalizada no dudes en contactar con nosotros. Más de una década de experiencia corrobora la calidad de Grupostop, expertos en medicina estética a tu disposición.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario

Visita nuestras promociones