Coge cualquier producto de belleza que tengas por casa, ya sea un champú o una crema hidratante. Fíjate en los ingredientes, ¿ves alguno en común? Seguramente este sea la glicerina, también llamada glicerol.  Y es que este producto se usa en muchos campos, empezando por la alimentación y acabando por algunos productos para la piel. Su composición química y extracción son complicadas, por lo que muchas personas se preguntan para qué se puede usar de forma completamente segura y saludable. En Grupostop, estamos siempre dispuestos a ayudarte a sacar siempre lo mejor de ti, asegurándonos de que tu piel siempre luzca mejor que nunca. Para ello, te vamos a explicar todos los usos de la glicerina, para que tengas toda la información que necesitas antes de usarla.

Las propiedades de la glicerina

Antes de entrar en todos los usos de la glicerina a fondo, creemos que debemos empezar por lo básico: ¿qué es la glicerina? Se trata de un producto que se consigue de forma natural separando el alcohol de azúcar de la grasa y destilándola. Su composición química es C3H8O3 y es un líquido siruposo que se puede obtener a partir de grasas vegetales, animales o químicas. El producto químico también se puede llamar glicerol y es destilado una sola vez. También se puede encontrar etiquetado como E-422, el cual nos asegura que tiene una pureza de 99,5%, lo que nos indica que no está mezclado con otros químicos y que ha sido destilado dos veces. Por otro lado, la glicerina sintética proviene del petróleo. Si no se indica su procedencia natural en el producto, lo más seguro es que el petróleo sea la materia prima usada.

Sea cual sea el caso, la glicerina tiene las siguientes propiedades.

  • Humectante. La glicerina absorbe y conserva la humedad, es decir, ayuda a atraerla hacia ella y retener líquidos. Es por esta razón que contribuye a la hidratación de la piel y ayuda a que se mantenga así de forma prolongada.
  • Hidrosoluble. Este producto se puede disolver en el agua perfectamente sin que pierda ni un ápice de su pureza. Esto también la hace capaz de absorber agua en forma de vapor, por lo que funciona muy bien para combatir los efectos de la humedad en el cabello.
  • Insípida. Esto significa que no sabe a nada. Esta es una de las razones por las que se usa tanto en la industria alimenticia, ya que se pueden aprovechar el resto de sus propiedades sin alterar el gusto del producto en concreto.
  • Emoliente. La glicerina también puede ablandar, por lo que es muy común su uso dermatológico para suavizar y protege la piel.

Glicerina, usos y aplicaciones

Ahora que ya conocemos todas las propiedades que hacen de este producto un aliado perfecto, veamos todos los usos de la glicerina con todo lujo de detalle.

  • Para hacer jabón. Hace años, la glicerina para crear jabón se extraía de velas hechas de grasa animal. La técnica se ha ido perfeccionando desde entonces y hoy son muchos los creadores de jabón artesano que siguen usando la glicerina y, de hecho, hay muchas personas que lo elaboran de forma casera, aunque se debe ir con mucho cuidado y conocer muy bien el procedimiento para hacerlo. También existen muchas marcas de jabón líquido y en pastillas que usan la glicerina o glicerol como base en vez de aceite.
  • Para la piel. Una de las aplicaciones estrella es el uso farmacéutico y cosmético de este producto. Sus propiedades lo convierten en un estupendo limpiador de la piel, capaz de atrapar el maquillaje, o como tónico, protegiendo la piel de agentes externos, nutriéndola, reteniendo la hidratación y suavizándola. Así, la glicerina también puede combatir la flacidez facial y las arrugas de expresión, por lo que es un excelente complemento a tratamientos como los hilos tensores. Además, un estudio reciente por expertos del Instituto dermatológico Dermil de Milán ha demostrado que la combinación de la glicerina con el ácido hialurónico puede ofrecer una barrera protectora de la piel eficaz.

También es ideal tanto para la piel seca y sensible, por lo que es muy útil para aquellas personas que sufren de irritación.

  • Para el pelo. El cabello seco, frágil y quebradizo también se puede beneficiar de los usos de la glicerina. El hecho es que este producto es capaz de sellar el cabello e hidratarlo de dentro hacia fuera. Además, fortalece las raíces, estimula su crecimiento y evita la aparición de la caspa.
  • Alimentación. Como hemos visto más arriba, los usos de la glicerina se extienden hasta la industria de la alimentación, presentándose con el nombre de E-422 o glicerol.  Por sus propiedades diversas, se usa como edulcorante, conservante y agente espesante. ¿Dónde lo encontrarás? En los productos cárnicos, chicles o cacao. Incluso, se usa durante la producción de alimentos orgánicos.
  • Industria petroquímica. Puede sorprenderte, pero la glicerina se usa en muchos productos como barnices, pintura e incluso biodiesel. A nivel industrial no es de extrañar que se utilice la glicerina como lubricante para la maquinaria.
  • Para algunas dolencias. También tiene muchas aplicaciones en el ámbito clínico. Desde proteger heridas superficiales de agentes externos hasta mejorar los síntomas del eczema. Pero no solamente esto, sino que es un buen aliado para el estreñimiento. ¿Por qué? Pues porque funciona como laxante hiperosmótico, o lo que es lo mismo: actúa atrayendo el agua del cuerpo al sistema digestivo para estimular los movimientos intestinales. También se suele usar para ayudar a la cura de aftas bucales, otra vez, gracias a su función como capa protectora.

¿La glicerina es mala?

A pesar de la cantidad de usos que tiene la glicerina y el gran número de beneficios que aporta, existe la creencia de que la glicerina es un producto dañino para la piel y el cuero cabelludo. ¿De dónde viene esta teoría? El 2009, en Canadá, se marcó este producto como ingrediente restringido en la lista de Cosmetic Ingredient Hotlist del Gobierno del país. Esto se debe a que, cuando se contamina con otro agente llamado dietilenglicol, puede ser tóxico. En cambio, los Estados Unidos no contemplan ningún tipo de restricción para su aplicación en la industria alimenticia, farmacéutica y cosmética. ¿Y en la Unión Europea? La glicerina procedente de ingredientes naturales está regulada y permitida, así como el E-422 para uso alimenticio. A pesar de ello, existen ciertas restricciones sobre la cantidad usada. Cuando nos referimos a su uso cutáneo, a pesar de que no debe haber efectos adversos, se recomienda el uso del glicerol extraído de productos naturales frente al sintético.

Una cosa que debes tener en cuenta cuando usas glicerina en la piel es que sus propiedades humectantes permiten atraer el agua a una zona en concreto. Esto significa que, en condiciones de baja humedad, tu piel puede deshidratarse y pueden aparecer ampollas. En estos casos, es mejor diluir la glicerina pura en agua o agua de rosas, un potente antioxidante. Además, el uso de la glicerina en el pelo en lugares con una alta humedad puede humedecer demasiado el cabello y provocar encrespamiento.

Como todo producto de procedencia natural, puede provocar cierto grado de alergia, por lo que, si experimentas rojeces con la aplicación de la glicerina, acude a un profesional, aunque esta situación no es común.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre todos los usos de la glicerina. ¿Conoces otras aplicaciones? ¿Quieres saber cómo combinarlo con tus tratamientos de medicina estética facial? En Grupostop queremos que siempre saques la mejor versión de ti, así que estamos aquí para ayudarte cuando lo necesites.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario

2 Comentarios

  1. Julieth
    28 septiembre 2021 - 23:39

    Cuántas veces a la semana es prudente utilizar la glicerina tanto facial como para el cabello?

  2. Jessenia
    18 noviembre 2021 - 05:24

    Muchas gracias.. excelente tema