Gracias a los avances en tecnología y medicina estética de estos últimos años ahora es posible cambiar el aspecto de nuestra nariz sin necesidad de pasar por el quirófano. Todo esto es gracias a la multitud de usos que ofrece el ácido hialurónico capaz de ofrecer toda una serie de tratamientos faciales para mejorar el aspecto de nuestro rostro.

La nariz es, generalmente, una de las partes del rostro que más preocupa a las mujeres y hombres que quieren tener un perfil atractivo o una mirada mucho más intensa. Por ello, la rinomodelación sin cirugía se ha convertido en muy poco tiempo uno de los tratamientos con ácido hialurónico más demandados por sus rápidos y excelentes resultados.

Así que, si lo que buscas es acabar con esos pequeños complejos con respecto a tu imagen personal, solo tienes que decidirte por utilizar la rinomodelación que ofrecemos en centros de estética profesionales como Grupostop para que, en solo cuestión de minutos, consigas ese rostro armonioso y atractivo con el que ganar seguridad y manteniendo la salud. 

Rinomodelación con ácido hialurónico

 

La rinomodelación con ácido hialurónico forma parte de los tratamientos estéticos centrados en la mejora del aspecto del rostro mediante la aplicación de las diferentes técnicas en las que se sustentan los rellenos faciales, como pueden ser los labios, el mentón o los pómulos.

El ácido hialurónico, que es el compuesto que se utiliza para realizar la rinomodelación, es producido de manera natural por nuestro cuerpo, por lo que su aplicación no supone ningún tipo de efecto perjudicial para nuestra salud. Además, este compuesto es reabsorbible por nuestro cuerpo naturalmente tras su aplicación. Por ello, los resultados pueden tener una duración aproximada de entre unos 6 meses a 1 año en función del paciente.

De esta forma, la intervención se basa en una serie de microinyecciones con ácido hialurónico hasta conseguir que, mediante la aplicación de este relleno facial, cambie la forma de la misma en una única sesión de unos 20 minutos aproximadamente. Además, se utiliza anestesia local para reducir cualquier tipo de molestia durante el proceso.

Los resultados son prácticamente instantáneos y no es necesario cambiar nada de nuestra rutina diaria. En cuestión de minutos es posible salir del centro de estética con el rostro mucho más definido y sin ningún tipo de secuela o marca, para continuar el día con total naturalidad.

Aun así, es recomendable seguir una serie de indicaciones básicas tras la intervención. 

  • En primer lugar, es vital evitar beber alcohol durante los primeros 7 días tras la rinomodelación. El alcohol es un vasodilatador, es decir que aumente el flujo sanguíneo, por lo que puede empeorar cualquier posible hematoma sufrido tras la intervención
  • Tampoco se recomienda usar gafas para que el relleno aplicado no se deforme por la presión de estas sobre la nariz. 
  • Por último, tampoco se debe realizar ejercicio intenso o exponerse a cualquier otro tratamiento estético facial.

Del mismo modo, antes de realizar la rinomodelación, los expertos de Grupostop realizaremos una consulta previa para así poder identificar todas aquellas características necesarias para su correcta aplicación. Realizar un análisis exhaustivo de nuestro tipo de piel es la mejor forma de ofrecer un tratamiento personalizado que asegure los mejores resultados.

¿Para qué sirve la rinomodelación?

 

La rinomodelación con ácido hialurónico es un tratamiento estético ideal para realizar pequeños retoques en la nariz y así conseguir armonizar el rostro de la manera más natural posible. 

Sin embargo, es importante nombrar algunas de sus aplicaciones. De entre ellas, queremos destacar: 

  • Corrección del perfil aguileño o con doble curva de la nariz
  • Elevación de la punta de la nariz
  • Corrección y mejora de aspecto del caballete de la nariz
  • Eliminación de curva nasal
  • Suavización de posibles irregularidades en la nariz
  • Corrección y rectificación de posibles asimetrías de desviación nasal
  • Modificación del cierre del ángulo nasolabial
  • Mejora y corrección de la caída de la punta nasal.

Dicho de otra forma, si el paciente necesita mejorar la simetría de la nariz, ya sea porque está esté ligeramente torcida, tenga forma de gancho o presente algún tipo de golpe sobre el puente que le dé ese aspecto poco estético, la rinomodelación es la forma más natural de mejorar de manera temporal el aspecto de la nariz. 

Diferencias entre rinomodelación o rinoplastia

 

Es muy normal que el paciente tenga dudas sobre qué tipo de técnica es la más adecuada en caso de que se desee cambiar el aspecto de la nariz. Por ello, es fundamental entender que antes de decidirse por una u otra opción es necesario consultar siempre con un profesional capaz de asesorar y resolver cualquier tipo de duda previa. 

Igualmente, se debe saber que la rinomodelación con ácido hialurónico es un tratamiento no invasivo y temporal, mientras que la rinoplastia, además de cambiar el aspecto de la nariz también puede mejorar su funcionamiento para mejorar además del aspecto, la salud del paciente. De hecho, al contrario que la rinomodelación, la rinoplastia si es permanente. Por último, la rinomodelación solo es útil para cambiar la forma de la nariz, no para reducirla.

Generalmente, es cierto que cualquier cambio estético de carácter leve que se realice en la nariz estará más que cubierto con la rinomodelación, además de ser más cómodo y sin riesgos. Pero, en caso de presentar además de una nariz que, además de no ser del grado del paciente, acarrea problemas más graves, siempre es mejor consultar con expertos en otorrinolaringología que puedan realizar una operación quirúrgica a favor de la salud física y mental del paciente.

¿Cuáles son las ventajas de la rinomodelación con ácido hialurónico?

 

Optar por una rinomodelación sin cirugía puede suponer mejorar no solo el aspecto de nuestra nariz, sino también aumentar nuestra autoestima y, por lo tanto, sentirnos más seguros en el día a día. A todo esto, se le suman una serie de ventajas como:

  • Tratamiento no invasivo: sin necesidad de pasar por el quirófano y sin utilizar elementos que puedan dañar la piel. Tan solo será necesario la utilización de agujas para inyectar el ácido hialurónico que rellene y mejore cada pequeña imperfección.
  • Resultados reversibles: al ser un tratamiento estético cuya base es la inyección de un compuesto natural, es posible dar marcha atrás en el proceso sin necesidad de intervención alguna. El propio cuerpo será quien se encargue de reabsorberlo para que vuelva a su estado original y sin ningún tipo de secuela. 
  • Sin necesidad de postoperatorio: tras la intervención y de manera prácticamente inmediata, es posible seguir con la rutina de ese día y los que vengan a continuación. No será necesario guardar reposo o reducir la actividad física en exceso, pudiendo seguir con normalidad el resto de quehaceres diarios como ir al trabajo, conducir o, sencillamente, descansar tras las obligaciones.
  • Indoloro: las microinyecciones son prácticamente indoloras, no solo por el hecho de aplicar pequeñas cantidades del compuesto sino porque, además, se utiliza la anestesia local para que ni siquiera se noten los pinchazos. 
  • Rápida intervención: la rinomodelación sin cirugía necesita de entre 20 o 30 minutos para completarse con éxito. Gracias a esto es posible realizarla sin que interrumpa otras posibles tareas del día.
  • Resultados inmediatos: tras la aplicación los efectos del relleno con ácido hialurónico son visibles. Por lo que tras la intervención es posible comprobar y empezar a disfrutar de los excelentes resultados.
  • Efecto prolongado: aunque la rinomodelación no es permanente puede mantenerse durante casi 2 años sin necesidad de repetir el proceso. Por supuesto, esto depende del tipo de paciente y, que para conseguir unos resultados completamente acordes a lo esperado se necesite de algún pequeño retoque unos meses después de la primera aplicación, pero esto no es lo habitual.

Evidentemente, también cuenta con dos desventajas importantes a tener en cuenta: la primera es que no es permanente, porque lo que se necesitará de una nueva intervención para mantener los resultados y, la segunda es que no está indicada en algunos casos donde se necesite modificar estructuras óseas o los cartílagos para darle una forma completamente nueva a la nariz. En ambos casos, será necesario realizar una rinoplastia.

Centros de Medicina Estética Grupostop

 

Gracias al asesoramiento de nuestro equipo médico experto, con Grupostop podrás tener una consulta con nuestros profesionales quienes, además de realizar un examen previo que aporte todo cuanto es necesario, podrán resolverte tus dudas antes de decidirte. 

En GrupoStop ofrecemos también otro tipo de rellenos faciales y te daremos consejos del uso de la medicina estética anti-age para recuperar no solo las formas armónicas deseadas para tu rostro, sino para devolverle a toda la piel su tersura, firmeza y brillo. De hecho, para conseguir no solo contamos con todo el material necesario y el apoyo de la última tecnología en tratamientos estéticos, también utilizamos productos de primera calidad y con marcado CE.

Acude o infórmate directamente en nuestro portal web de todos los tratamientos estéticos que ponemos a tu disposición para que obtengas los mejores resultados sin pasar por el quirófano. Consulta nuestros horarios en nuestros centros de estética especializados disponibles o escríbenos directamente para que podamos responderte cualquier duda o consulta que necesites realizar.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario