Aunque la depilación láser está considerada como una de las mejores alternativas para eliminar el vello corporal y facial de manera permanente, segura y eficaz, se plantean muchas dudas en el caso de las mujeres embarazadas y es que: ¿es segura la depilación láser si se está embarazada? 

A esta pregunta responden la OMS (Organización Mundial de la Salud) y otras instituciones y asociaciones médicas solicitando precaución, ya que, aunque el láser penetra solo unos pocos milímetros en la piel hasta la raíz del vello, aún no se ha probado cuáles son sus efectos en la embarazada y en el feto. Una situación que, al igual que en otros tratamientos, lleva a desaconsejar cualquier exploración, medicación o intervención durante el embarazo. 

En Grupostop te informamos sobre todo lo que necesitas saber sobre la depilación láser y el embarazo, aconsejandote que acudas siempre a los profesionales de nuestras clínicas, un equipo especializado y cualificado en depilación láser, para resolver cualquier otra duda que se te plantee. 


¿Puedo seguir depilandome con láser estando embarazada? 

 

Según subrayan los especialistas médicos, la falta de estudios en los que se evalúe el nivel de seguridad médica del láser durante los meses de embarazo desaconseja este tipo de depilación, pero existen también otros aspectos a tener presentes. 

Así, al experimentarse un alza del nivel de progesterona a consecuencia del embarazo, es factible que aumente la cantidad o la fuerza del vello corporal en la gestante y la depilación láser no cause el efecto deseado.

Un factor al que se suma el hecho de que durante el embarazo se experimenta una mayor sensibilidad cutánea, volviéndose la piel más delicada y susceptible de experimentar reacciones al láser como, por ejemplo, la aparición de manchas. 

Además, las clínicas profesionales especializadas en depilación láser insisten en trabajar siempre con total seguridad y sin ningún tipo de riesgos para sus pacientes. Un entorno seguro en el que siempre se parte de la realización de un estudio personalizado según el tipo de vello y piel y una prueba de idoneidad para poder comprobar los beneficios del láser. Un momento en el que también se informa a la paciente de todas aquellas contraindicaciones e incompatibilidades de la depilación láser.

En el caso de estar embarazada o creer estarlo, se aconsejará no recurrir al láser como método de depilación al objeto de evitar cualquier efecto secundario, constando el embarazo como una de esas contraindicaciones. 

Sea como fuere, y en función de los resultados del estudio, siempre se asesorará a la paciente sobre aquel tratamiento depilatorio alternativa que más le convenga y que carezca de efectos secundarios.

Otra de las preguntas que se plantean algunas mujeres embarazadas es si pueden seguir recurriendo a la depilación láser en zonas alejadas de la zona del abdomen como, por ejemplo, el láser de axilas. Pero la respuesta es la misma: durante los meses de embarazo es mejor evitar la depilación con láser en cualquier parte del cuerpo. 

Si ya comencé algunas sesiones ¿debo interrumpirlo? 

 

No es el primer caso en el que, tras dar comienzo a un tratamiento de depilación láser, la paciente descubre que ya estaba embarazada. ¿Supones esto un riesgo? En principio no. El láser no supone un riesgo para el desarrollo el feto y su incidencia se centra en las capas más superficiales de la piel. 

¿Debes continuar con el tratamiento? No, una vez que se sospecha o ya se tiene la confirmación del embarazo, lo mejor es interrumpir y abandonar por completo este sistema de depilación. Lo más importante es tu seguridad y la del futuro bebé, siendo recomendable que avises al centro de depilación con la noticia, contándoles cómo te encuentras y que retomarás el tratamiento que habías comenzado en algún momento después de dar a luz.

En las clínicas de Grupostop tomaremos nota de tu interés y te informaremos de métodos de depilación alternativas y seguras durante el embarazo. Una vez estés de vuelta podrás retomar depilaciones como la depilación con láser de ingles, axilas, piernas o cualquier otra zona del cuerpo o el rostro sin correr ningún riesgo. Además, podrás seguir beneficiándote de todas las ofertas láser y promociones en depilación y estética.

¿Qué efectos puede padecer tu piel si se trata con láser durante el embarazo?

Además de por el bienestar del futuro bebé, es importante interrumpir el tratamiento por las consecuencias derivadas del cambio hormonal que estás experimentando. Así, y como ya hemos apuntado, durante el embarazo, esos cambios hormonales suelen conllevar un crecimiento más anárquico del vello, no respondiendo a la acción del láser. 

En esos meses puedes experimentar tanto un parón en el crecimiento del vello y no precisar apenas depilarte, como un estímulo de su aparición y crecimiento en zonas como el rostro, brazos, etcétera. 

La piel también estará más sensible y, de continuar con el tratamiento de depilación láser, podrás encontrarte con afecciones como:

  • Sentir dolor durante la sesión de depilación y sufrir cierto estrés que te afectará tanto a ti como al feto.
  • Un eritema al enrojecerse más la piel al depilarse y tener que recurrir a cremas calmantes para rebajar la reacción.
  • Foliculitis. El efectuar el tratamiento sin seguir las pautas establecidas pueden traer consigo la infección de los folículos por el enquistamiento del vello. 

¿Está contraindicada la depilación láser durante la lactancia? 

 

Una vez que tengas a tu bebé en brazos y te recuperes del parto, y prepárate para salir y mostrarle el mundo. Siéntete la mamá más guapa retomando tus sesiones de depilación láser. Unas sesiones que puedes volver a hacerte sin problema y aunque estés dando pecho.  

Así, durante la lactancia solo deberás evitar depilarte con láser las zonas más cercanas al pecho, esto es, el propio pecho y las axilas, siendo posible aplicar láser en ingles y en piernas.

Además, y para evitar los efectos de la piel sensible durante el período de lactancia, en Grupostop hemos desarrollado la técnica de depilación Duotechnology. Una tecnología que combina los láseres de alta potencia Alejandrita y Diodo, muy eficaces para conseguir resultados desde la primera sesión. El estudio previo que realizan nuestros especialistas pondrá de relieve cuál es la potencia adecuada para tu piel y tu vello.

Una tecnología de vanguardia, exclusiva y eficaz, que cuenta con cabezales más grandes y con los que es más fácil trabajar. Además, cuenta con una frecuencia de disparos más corta y un sistema de refrigeración Air Cooling System que reduce al mínimo las molestias que puedan ocasionar los disparos.

Sea como fuere, y por lo que respecta a cuál es el mejor momento para retomar el tratamiento de depilación láser o comenzar de nuevas tras el parto, los expertos de GrupoStop recomiendan volver pasados 6 meses del nacimiento del bebé, un tiempo tras el que ya se ha producido la regularización de la caída del pelo y el vello. 

 

Esta es una de las razones por las que, aunque la lactancia no suponga un obstáculo para la realización de un tratamiento de depilación láser, es mejor esperar esos seis meses para que la depilación láser sea realmente efectiva. 

¿Cuáles son los riesgos para el feto si me depilo con láser? 

 

Los médicos especialistas en depilación láser señalan cómo el láser no produce daño en el desarrollo del feto. El láser empleado en la depilación actúa solo sobre las capas más superficiales de la piel, penetrando solo unos 4-5 milímetros como máximo.

En principio, resulta difícil que afecte al desarrollo embrionario, pero tampoco es imposible. Y, aunque no hay estudios clínicos que demuestren que la depilación láser perjudique a la embarazada ni al embrión, especialmente en las primeras semanas de gestación, es recomendable no recurrir a este procedimiento de depilación, ya que, y dependiendo del tipo de láser que se emplee, se pueden dar casos más graves y llegarse al extremo de perder el bebé.

Es por ello importante planificar la realización de un tratamiento de depilación láser completo con anterioridad a quedarse embarazada o dejarlo para cuando se termine el período de lactancia. 

Durante el embarazo puedes recurrir a otros métodos de depilación más inocuos como el rasurado con cuchilla, con cuidado con los cortes e irritaciones o la cera, mejor a baja temperatura. La crema depilatoria tampoco se aconseja, ya que, al contener muchas de ellas productos químicos, pueden penetrar en la piel e irritarla.

Siempre es bueno consultar todos estos detalles con los especialistas de GrupoStop de confianza o a tu matrona. Ellos sabrán cómo aconsejarte para mantener la piel libre de vello durante esos meses. Y, una vez pasados el parto y el período de lactancia, ese plazo de seis meses que se recomienda, siempre puedes volver a tu centro de depilación Grupostop y retomar tu tratamiento de depilación láser con las mejores ofertas y promociones en tratamientos depilatorios. 

Así, podrás eliminar el vello facial y corporal a los precios más competitivos del momento, además de poder acogerte a algunos planes como los que te permiten combinar la depilación de diferentes zonas con precios rebajados.

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario