Tras decir adiós a la estación más cálida del año, llega el momento de recuperar la ropa de abrigo, de perderse por caminos pintados de rojo, marrón y ocre; de contemplar la lluvia bajo el calor de una manta y la compañía de un libro o una película… y de prepararte para el frío. Además de seguir nuestros consejos para cuidar la piel después del verano sin salir de casa, nuestra recomendación es que conozcas cuáles los mejores tratamientos de medicina estética para el otoño, con los que podrás lucir tu mejor versión.  

En nuestro país, tenemos la suerte de vivir en uno de los países más soleados de Europa, con regiones en las que se alcanzan las 3.000 horas de luz natural al año. Sin embargo, esto tiene su lado negativo, ya que la exposición solar prolongada, sobre todo en la época estival, contribuye a acelerar la aparición de los signos visibles del envejecimiento. De hecho, los rayos UVA y UVB pueden motivar la formación de líneas de expresión y arrugas, la pérdida de elasticidad e incluso la aparición de manchas en la piel. De ahí que, tras unas semanas muy duras para la dermis, sea conveniente actuar para ayudar a su recuperación y devolverle el brillo y la tersura perdidos.

Ahora bien, ¿por qué el otoño es un buen momento para empezar tratamientos faciales o corporales de estética? En primer lugar, porque muchos tratamientos estéticos, tales como los rellenos dérmicos, las inyecciones antiarrugas o la depilación láser, exigen evitar el calor intenso o la exposición al sol en los días o semanas posteriores, con el fin de mejorar su eficacia e incrementar el confort del paciente. Además, dado que algunos de ellos pueden producir una cierta sensación de calor o enrojecimiento transitorio en el área tratada, es preferible llevarlos a cabo en una época en las que las temperaturas no sean demasiado altas.

Otro motivo por el que iniciar un tratamiento de medicina estética en otoño tiene que ver con la duración de cada tratamiento, que acostumbra a ser de varios meses (incluyendo, eso sí los tiempos de descanso entre sesión y sesión). Por eso, son muchas las personas que optan por empezar el tratamiento en octubre o noviembre, lo que les permitirá conseguir el efecto deseado coincidiendo con la llegada del buen tiempo, que es cuando vuelven a llevar prendas ligeras o a utilizar el traje de baño en la playa o la piscina.

Y ya que hablamos de la indumentaria, el uso de manga y pantalones largos en otoño ayuda a que las partes que se estén tratando no estén a la vista, lo que puede hacer que nos sintamos más cómodos ante los demás mientras se consiguen los efectos deseados con el tratamiento (por ejemplo, con la eliminación de grasa corporal, la reducción de la celulitis  o la depilación láser).  

Hecha esta aclaración, veamos cuáles son los mejores tratamientos de medicina estética para el otoño.                                                                      

Toxina botulínica


Sin duda, los tratamientos con toxina botulínica se cuentan entre los más solicitados en octubre, noviembre y diciembre. Esto tiene que ver a los efectos del sol en la piel tras el verano y la oportunidad de revertirlos mediante esta opción. Gracias a la aplicación de microinyecciones, se consigue borrar las arrugas de expresión, dar una mayor sensación de relajación al rostro y de rejuvenecimiento de la piel. Se obtiene un efecto lifting sin cirugía, así como un aspecto mucho más fresco y joven. Otra de las ventajas es su sencillez —cada sesión no suele prolongarse más allá de los cinco minutos— y la duración de los resultados, que normalmente se extienden más allá de medio año. ¡Haz la prueba!

Ácido hialurónico


Los rellenos de ácido hialurónico un polisacárido presente de manera natural en la piel, los cartílagos, las articulaciones y el tejido conjuntivo, pero cuya presencia disminuye con la edad— es otro de los mejores tratamientos de estética en otoño. Esta sustancia no solo ayuda a hidratar la piel, contrarrestando así la sequedad propia del verano, sino que también es útil reafirmar la dermis en profundidad, devolverle el volumen perdido y estimular la producción de colágeno, una proteína indispensable para el cuidado de la piel.

Peeling químico


El peeling químico es un tratamiento facial idóneo para presumir de una piel más lisa y con un color más uniforme. Además, corrige o atenúa las posibles manchas cutáneas que nos han dejado los largos días de playa. Dado que este tratamiento obliga a evitar la exposición solar intensa durante el mes siguiente a su aplicación, tanto el otoño como el invierno son las dos mejores estaciones del año para realizarlo, ya que las temperaturas y las radiaciones solares son más bajas. Para un resultado óptimo, se aconseja utilizar una crema con un alto FPS (a partir de 30) tras la exfoliación. En cualquier caso, un experto te proporcionará toda la información acerca de los cuidados que debes adoptar.

Radiofrecuencia


Coincidiendo con el otoño, también se aconseja iniciar los tratamientos de radiofrecuencia corporal, pensados para eliminar el exceso de grasa corporal de manera no invasiva. Esto se explica por dos motivos: la destrucción de las células grasas o lipocitos mediante la aplicación controlada de calor —lo que podría ser molesto en una piel quemada o irritada por el sol— y el ambiente más fresco en la calle, lo que hará que el paciente se sienta más cómodo después de cada sesión. Por otro lado, y al igual que el ácido hialurónico, la radiofrecuencia también favorece la producción de colágeno y, además, estimula la circulación sanguínea, reduciendo la flacidez paulatinamente y modelando el entorno corporal. Para unos resultados aún más visibles, la radiofrecuencia se puede combinar con otros tratamientos.

Mesoterapia corporal


Estos meses son también muy adecuados para la mesoterapia corporal, basado en la apliación de pequeñas inyecciones subcutáneas con medicamentos, vitaminas, minerales y aminoácidos que favorecen la disolución de la grasa y su posterior eliminación de forma natural. Uno de los requisitos para efectuar el tratamiento de forma segura es no tomar el sol durante los días posteriores a cada sesión, por lo que esta es una época ideal para elegir esta terapia.

Depilación con láser

En nuestra lista de los mejores tratamientos de medicina estética en otoño, no podía faltar la depilación láser. Al igual que otros tratamientos corporales, esta técnica para la eliminación definitiva del vello también necesita que la piel no esté enrojecida por el sol y, al acabar, es aconsejable que el paciente no exponga el área tratada al sol. En este sentido, el tipo de ropa que se utiliza en estos meses se convierte en un aliado. Habría que subrayar otra ventaja: al ir más tapados y al haberse acabado la temporada de playa, que una determinada zona de nuestro cuerpo no esté completamente depilada no va a ser un problema estético que nos puede hacer sentir incómodos. Por eso, si quieres realizar una depilación de piernas, de axilas o de ingles, o bien una depilación completa, estás en las fechas más adecuadas para dar el paso. Así que no te lo pienses más y prepárate para decir adiós para siempre al vello no deseado: elige el mejor centro de depilación láser para ti —en Grupostop, tienes más de 70 centros de salud y belleza entre los que escoger— y empieza a contar los días para despedirte de una vez por todas de esos antiestéticos pelos de más. Infórmate en cualquier de ellos sobre lo último en depilación láser y las opiniones de nuestros más de 250.000 clientes satisfechos.

Hemos hecho un repaso de los mejores tratamientos de medicina estética para el otoño, pero es posible que te queden preguntas o dudas que necesites aclarar. En ese caso, contacta con Grupostop. Nuestro equipo de expertos te atenderá de forma profesional y honesta para que, sea cual sea tu decisión, responda plenamente a tus necesidades y expectativas. ¡No esperes más!

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario

Visita nuestras promociones