Las líneas de expresión son los primeros signos visibles del envejecimiento. Estas empiezan a aparecer a partir de los 25 años, momento en que la cantidad de colágeno comienza a disminuir, y constituyen una de las principales preocupaciones estéticas no solo para las mujeres, sino también para los hombres. Estas marcas son un proceso natural debido a la contracción de los músculos faciales y a la progresiva pérdida de firmeza en la piel. Afortunadamente, la medicina estética actual ofrece numerosas soluciones para rejuvenecer el rostro sin pasar por el quirófano. Pero, ¿cómo eliminar las arrugas de expresión sin cirugía? Te lo contamos a continuación.

¿Dónde aparecen las líneas de expresión?

Como hemos mencionado, la aparición de las primeras arrugas de expresión es el resultado del envejecimiento celular (cuando se trata de las llamadas arrugas estáticas) y de la contracción muscular (por lo que respecta a las arrugas mecánicas). Estos dos factores hacen que la piel vaya perdiendo su elasticidad, lo que hace que los surcos se ensanchen y dejen marcas profundas y visibles. Esto se da especialmente en aquellas personas que tienden a arquear las cejas, fruncir el ceño o sonreír abiertamente. Aunque no se trate de una tendencia estrictamente hereditaria, es cierto que hay familias en las que muchos de sus miembros tienden a contraer el rostro de manera similar. Además, las situaciones de estrés pueden acentuar este tic, algo que es especialmente frecuente en el caso de las mujeres, ya que su piel es más fina que la de los hombres.

Las líneas de expresión que se forman antes en la cara suelen ser las líneas del ceño y las arrugas de la frente. Las primeras se hallan entre las cejas, son verticales y consisten en dos surcos (o más) más o menos profundos. Las arrugas en la frente, a su vez, son horizontales y a menudo se manifiestan en forma de finas líneas paralelas o superpuestas. Las líneas del entrecejo aparecen más rápidamente en quienes fruncen el ceño habitualmente. En no pocos casos, esto afecta especialmente a personas con problemas de visión no corregidos, como la miopía, que tienen a entrecerrar los ojos para leer o distinguir algo en la distancia. Por su parte, quienes levantan frecuentemente la vista al cielo tienen más probabilidades de desarrollar arrugas en la frente.

Otras arrugas de expresión habituales son las patas de gallo, que afloran a ambos extremos de los ojos de forma radial; el surco nasogeniano, que va de la nariz a la boca; las líneas de marioneta, que afloran en las comisuras de los labios; los surcos que aparecen en la parte inferior de las mejillas, o lo que se conoce popularmente como el código de barras, finas líneas verticales que se manifiestan sobre el labio superior a partir de los 40 años. Sin embargo, pueden salir antes en el caso de personas que no cuidan su piel o tienen hábitos perjudiciales para la salud, como el tabaquismo, una dieta pobre en vitaminas, una hidratación inadecuada por no beber la cantidad de agua necesaria o la costumbre de exponerse demasiado al sol. En definitiva, las estas líneas se ubican en lugares que producen expresiones faciales que expresan emociones.

A esto habría que sumarle un tipo de arruga propio de edades avanzadas, asociado a un cambio en la estructura ósea y facial, como el hundimiento de la zona que en el contorno de la nariz. Lo mismo podría decirle de otros pliegues y arrugas que no tienen nada que ver con el envejecimiento. Este es el caso de los hoyuelos que algunas personas tienen en las mejillas, y que aparecen y desaparecen con la contracción muscular.

Cremas antiarrugas y gimnasia facial: ¿son eficaces?

No hay vuelta atrás: tras su aparición, las arrugas de expresión no se pueden eliminar mediante el uso de cremas antiarrugas, aceite y otros productos de belleza similares. Pese a que su este tipo de cuidado facial puede disimularlas, debido a sus capacidad de hidratar, lo cierto es que ninguna crema del mercado penetra hasta las capas más profundas de la dermis. Por lo tanto, conviene buscar otras soluciones para prevenir y eliminar las arrugas de expresión. Un objetivo que, hoy por hoy, es posible sin necesidad de optar por la cirugía estética.

Para que los resultados del tratamiento sean óptimos, lo ideal es ocuparse de ellas cuanto antes. Esto incluye, además de los tratamientos faciales de medicina estética, llevar a cabo una buena hidratación en el rostro, teniendo en cuenta el tipo de piel de cada persona y la zona en cuestión (por ejemplo, en la frente abundan las glándulas sebáceas, por lo que la piel es más grasa). Otra opción es la gimnasia facial, si bien esta técnica resulta muy complicada para determinadas zonas, como la frente. Además, los masajes que inducen a la relajación pueden provocar la aparición de más arrugas sobre las cejas.

Tratamientos contra las arrugas de expresión

Dentro de los tratamientos de medicina estética facial, uno de los más efectivos para eliminar las arrugas de expresión son las inyecciones de toxina botulínica. Este procedimiento se basa en el uso de una neurotoxina, una bacteria natural llamada Clostridium botulinum. Inyectada en los músculos responsables de la arruga, la toxina induce la relajación muscular, evitando que se contraigan y dando al rostro una apariencia mucho más tersa y joven.

Se trata de un producto absorbible y no alergénico, y largamente utilizado en el campo de la medicina estética, y cuyos resultados empiezan a notarse gradualmente durante los 15 días posteriores a su aplicación, y tienen una duración de medio año, aproximadamente. Si este tratamiento se inicia antes de la aparición de las arrugas, puede que el paciente pierda el hábito de fruncir el ceño o levantar las cejas en exceso. No obstante, hay que tener en cuenta que los tratamientos de toxina botulínica están contraindicada tanto para las mujeres embarazadas y durante el período de lactancia.

Otra técnica de rejuvenecimiento facial muy eficaz son las infiltraciones de ácido hialurónico, una sustancia naturalmente presente en numerosos tejidos y órganos del cuerpo, como la epidermis, los ojos, los cartílagos, el líquido sinovial o el tejido conectivo, y que va desapareciendo con la edad. Este tratamiento está recomendado para corregir el hundimiento de la zona que hay en torno a la nariz, pero también se aplica con éxito en otras partes de la cara, como el rostro y la parte superior del labio. Su efecto dura de nueve a doce meses, en función de la edad, la zona tratada, el estilo de vida, etc.

Para eliminar las arrugas de expresión, también es posible recurrir a la radiofrecuencia facial, una técnica segura y no invasiva basada en estimular los tejidos subcutáneos mediante pequeños impulsos eléctricos controlados. El resultado es una piel más tersa y firme, con un efecto lifting sin cirugía.

Si tú también te estás planteando combatir las arrugas de la cara, en los centros de medicina estética podemos ayudarte a conseguir tu mejor versión. Si tienes cualquier otra duda sobre cómo eliminar las arrugas de expresión, o acerca de cualquier de nuestros tratamientos faciales y corporales, contacta con Grupostop. Te aconsejaremos e informaremos sin ningún compromiso por tu parte y podrás decidir cuál es la opción que más se adapta a ti. ¡No esperes más!

Dejar un comentario
Compartir artículo

Dejar un comentario